viernes, 7 de mayo de 2010

De mayor quiero ser como Papá: Cuarta parte

__ Espera aquí un momento mientras voy a por algo para que dibujes, ¿Vale?
__ Si, Irma...

Felipe se quedó solo en la habitación. Y de nuevo, se puso a pensar en lo valiente que era su padre por luchar contra el crimen, y lo poderosas que eran su madre y su hermana...

"No sirvo para nada..."

__ Pero eso puede cambiar __ Dijo una voz misteriosa.

Felipe se dio la vuelta y vio ante si a un chico de su edad vestido de terciopelo verde... Muy parecido a él. Solo que el chico misterioso tenía el cabello peinado hacia arriba mientras que Felipe lo tenía un poco largo... Y el desconocido tenía los ojos rojos...

__ ¿Quien eres?
__ Un amigo de la infancia de tu padre... __ Respondió con media sonrisa
__ ¿De la infancia? Si parece que tengas seis años como yo... Y mi Papá es mucho mas viejo que nosotros...
__ ¡Ah! Es que yo no envejezco nunca __ Dijo con una risita __ Tu debes de ser Felipe
__ Pues si... Pero aun no me has dicho como te llamas...
__ Eso ahora no importa. Yo he venido a decirte que tengo la solución a tu problema...
__ Yo no tengo ningún problema... __ Giró la cara, enfurruñado.
__ ¡No, que va! __ Se sentó a su lado __ Te sientes impotente ante la fuerza de tu familia, porque sabes que tu no llegas a su nivel... Eres débil...
__ ¡Callate! ¡No soy débil!

El chico misterioso lo atravesó con la mirada.

__ Te voy a contar la historia de como nos conocimos tu padre y yo... A lo mejor no te gusta, porque esconde un secreto muy oscuro sobre él... Y no volverás a verle del mismo modo...
__ ¡No me asustas!
__ No es eso lo que pretendo... Yo solo te digo que, tras esto, seguro que aceptas mi propuesta...
__ Espera. Antes dime como te llamas, o sino no te escucho.

El chico se puso a reír.

__ Eres insistente. ¿Eh? Muy bien, te lo diré... Mi nombre es... Fiodor

2 comentarios:

Seguidores