lunes, 5 de julio de 2010

Las chicas son guerreras: Sexta parte

Clodoveo y los niños estaban desayunando en la cocina. Olivia y él habían preparado huevos con bacon y tortitas (Que desayuno mas yankie me ha sacado de la manga xD). Justo cuando empezaron a hablar de a donde podían ir ese día, se puso a llover.

__ ¡No! __ Lamentaron Junior, Felipe y Olivia.
__ Bueno, niños, no os alarméis... ¡Seguro que hay un montón de cosas que podemos hacer en casa! __ Dijo Clodoveo, con una sonrisa.

Los tres pequeños se quedaron mirando a Clodoveo con cara de "¿Tú que te has fumado?"

"Joder... A ver que hago yo para entretenerlos..."

__ A ver, Olivia, ¿Se te ocurre a que podemos jugar?
__ ¡A Papás y Mamás!
__ ¡NOOOO! __ Rogaron los otros dos niños.
__ ¡Que si, que antes hemos estado jugando a lo que vosotros queríais! ¡Ahora me toca a mi!
__ Olivia tiene razón, chicos, ahora le toca a ella elegir el juego...
__ Vale...
__ Yo seré la mamá, porque soy la única mujer que hay en casa...
__ ¿¿La única qué??
__ ¿¿Una mujer, tú??

A Felipe y Junior les dio un ataque de risa tan tremendo que tuvieron que echarse al suelo. Por lo que Olivia les chamuscó el trasero a los dos con su visión laser. El primero en quejarse fue Felipe:

__ ¡Ay! ¡Se supone que debes usar tus poderes para proteger a la gente!
__ ¡Papá, mira lo que nos ha hecho Olivia!
__ Os esta bien empleado por reíros, Junior.

Justo en ese momento, alguien llamó a la puerta. Clodoveo fue a abrir mientras Olivia discutía con su amigo y su hermano.

__ Lo siento, pero ahora mismo andamos un poc... __ No pudo terminar la frase, ya que se quedó helado ante la inesperada visita de una mujer vestida de doncella... Cuya cara era exactamente igual a la de Mortadelo. Y venía acompañada de una niña muy parecida a Junior.

__ Así que tu eres Clodoveo, el marido de Mortadelo. __ Dijo la desconocida, sin sorprenderse, pero con una sonrisa.
__ Esto... Si, soy yo... Pero tú...
__ ¡Oh, que mal educada soy! No me he presentado. Yo soy la hermana menor de Mortadelo, Toribia. Y esta es mi hija, Tocina. ¿Podemos pasar?

Las dos pasaron antes de que Clodoveo pudiera responder.

__ ¡Vaya, me encanta vuestra casa! Es muy familiar... En cambio, nuestra mansión es de lo mas aburrida...

"¿Una mansión? Y encima se queja, la tía..."

Toribia se quedó mirando a los tres niños que estaban en el salón.

__ ¡Mira, este tiene que ser Junior! Pero, ¿Y esos dos? __ Se quedó mirando a Clodoveo __ ¿Adoptasteis mas?
__ ¿Q-q-qué? ¡No! Junior es el único hijo que tenemos... Estos son los niños de unos amigos que...
__ Mmm, cierto, el chico me suena de algo... ("¿Me vas a dejar que termine de hablar, mal educada? ¬¬", Pensó Clodoveo)__ Se acercó a él __ ¡Anda! Seguro que este es hijo de Filemón! Y esta tiene que ser... ¡La niña de Ofelia! ¿A que si?
__ S-si, has acertado... De hecho... Son hermanos... Ofelia y Filemón se casaron...

Por alguna razón, Toribia se quedó pálida ante esa noticia. Pero al instante recuperó la carrerilla.

__ ¿Y donde se ha metido el burro de mi hermano? ¡Hace siglos que no se nada de él, y ni siquiera es capaz de recibirme!

"¡¿Que no sabes nada de él?! ¡Pero si ya sabias que yo era su marido y Junior su hijo!"

__ ¿Por qué no te sientas y dejas que te lo explique? __ Sugirió Clodoveo __ Mientras, Tocina puede quedarse jugando con los niños.
__ Tienes razón __ Dijo ella, sentándose en el sofá __ Cielo, mamá tiene que hablar con tu tío... Así que te quedarás con el primo Junior, ¿Verdad?.

La niña asintió con la cabeza por toda respuesta, y se sentó con Junior en la alfombra.

__ Y bien... ¿Donde se ha metido ese cabezaloca?

Seguidores