jueves, 9 de junio de 2011

Una travesura que se convirtió en leyenda: Cuarta Parte

La puerta del despacho del Súper se abrió lentamente, y del interior de la estancia salió una misteriosa mujer guardando unos documentos en su carpeta. Cerró la puerta con llave, y justo iba a marcharse cuando oyó un ruido, así que encendió la luz, dando paso a una escena bastante cómica: Junior, Felipe y Olivia escondiéndose detrás de la mesa.

__ ¿Vosotros os creéis que soy tonta? Anda, salid de ahí, que no os voy a comer.

Los muchachos la obedecieron, evitando mirarla a la cara.

__ ¿Saben vuestros padres que estáis aquí? __ Pasaron unos segundos __ El silencio otorga, ¿Eh? Si no decís nada es que habéis venido sin permiso, porque no se si os habéis fijado en la hora que es...
__ Usted también está aquí, ¿No? __ Se le escapó a Junior.
__ Yo trabajo aquí. __ Replicó mientras escondía la carpeta detrás de su espalda __ Cosa que no se puede decir de vosotros...
__ Precisamente por eso hemos venido __ Intervino Olivia __ Srta, el señor Súper tiene en su poder una cámara de vídeo con la que nos está haciendo chantaje para que trabajemos en la TIA, y queremos recuperarla.
__ Por eso... Nos preguntábamos si... __ Felipe se rascó el cuello __ En fin, si podría prestarnos esa llave.

La mujer tardó unos segundos en reaccionar.

__ ¿Realmente crees que voy a ayudaros a entrar en el despacho del Súper? __ Respondió, molesta __ Bastantes problemas tengo ya en mi vida como para meterme ahora en vuestras movidas. Lo siento mucho, pero NO. Si me disculpáis, como ya he dicho, es muy tarde, y tengo que irme a casa...

Se dirigió con paso firme y orgulloso a la puerta de salida, pero unos metros antes de llegar, suspiró y volvió a mirarlos.

__ Ay... No os preocupéis... Eso no significa que me vaya a chivar al Súper __ Los tres jóvenes la miraron sorprendidos __ Mis labios están sellados... Aunque me pregunto como os las vais a apañar vosotros solitos. __ Dicho esto sonrió, guiñó un ojo y movió el picaporte mientras concluía: __ Pero si os pillan... No me habéis visto esta noche...

Abrió la puerta y se fue del lugar dejando que aquella última frase flotara unos instantes en el aire.

__ ¿Qué creéis que estaba haciendo la Señorita Irma a estas horas?
__ Ya la has oído, Junior: Ella trabaja aquí.
__ ¿Tan tarde, Felipe?
__ ¿Nunca has oído hablar de las horas extra?

Junior lo pensó un poco antes de responder.

__ ¿Y qué hay de eso último que ha dicho? “No me habéis visto esta noche”
__ Piensalo un poco... __ Explicó Olivia agachándose delante la puerta del despacho y quitándose una horquilla del pelo __ Si el Súper se entera de que nos ha dejado en el cuartel a nuestro libre albedrío, podría despedirla.
__ Aun así, todo esto me resulta muy extraño... ¿No os habéis fijado en esa carpeta que tanto se empeñaba en ocultar?
__ ¡Se supone que el que ve fantasmas es Felipe! __ Bromeó la chica mientras introducía la horquilla en la cerradura.
__ ¡Oye!

Ignorando a su hermano, comenzó a forzar la puerta hasta que logró abrirla, y miró a Junior con una sonrisa.

__ No tienes por qué preocuparte, Junior. Recuerda: El Delfín...

El joven sonrió.

__ Tienes razón. No sé por qué le doy tantas vueltas.

2 comentarios:

  1. Vaya, se está poniendo interesante ^^ que tía más enrollada Irma xDD estoy deseando ver la que se lía, ¡y deseando estoy de que aparezcan los demás personajes! >__< me pica la curiosidad sobre ''El Delfín'' xP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en verdad El Delfín no es una cosa muy relevante, solo es un "truco" que inventó Junior para que Olivia no se estresara: Que piense en Delfines cada vez que se mosquee.
      Uy, si, Irma, ya lo verás, ya e___e
      En cuanto al resto de personajes, bueno, Alicia apenas sale en esta historia, y a Tocina y a Silvestre no les verás el pelo hasta la segunda parte :P

      Eliminar

Seguidores