lunes, 13 de junio de 2011

Una travesura que se convirtió en leyenda: Decimotercera Parte

Estaba escondida detrás de unos arboles observando la escena: El cuartel general de la TIA medio en ruinas y rodeado de agentes, y Mortadelo, Filemón, Ofelia y Clodoveo echandoles un buen rapapolvo a sus hijos.

__ ¿Qué demonios ha pasado aquí? __ Susurró.
__ Lo que debería haber pasado hace ya mucho tiempo.

La joven secretaria se asustó al oír esa voz detrás de ella, pero luego, al ver quién era, recuperó la compostura.

__ ¿¿Tú has hecho todo esto??
__ ¿Bromeas? ¿Cómo narices crees que podría hacerlo? Además, necesitaba el cuartel intacto para obtener esos documentos de los que tanto me hablaste ayer... __ Dijo, extendiendo su mando para que se los diera.
__ Aquí los tienes.

Les echó un vistazo con una sonrisa de triunfo.

__ Perfecto...
__ Si, muy perfecto, pero, ¿Seguro que no has sido tú?
__ Que no, pesada. Ahora, si me disculpas...
__ ¡Eh, espera!
__ ¿Y ahora qué?
__ Yo ya he cumplido mi parte del trato...

El misterioso sujeto soltó una maliciosa carcajada.

__ ¿Desde cuando tú y yo hemos tenido algún trato? En lo que a mi respecta, nuestra sociedad está ya disuelta.
__ ¿¿SERÁS TRAIDOR??
__ Todo lo que tú quieras, encanto, pero yo me largo de aquí. __ Dijo mientras la tiraba al suelo con una llave de judo.

Irma no tuvo tiempo de pararlo antes de que desapareciera sin dejar rastro.

__ ¡¡ME CAGO EN TU PUTA NACIÓN!!

“¡¡No puedo creer que me haya hecho esto!!”

__ ¡¡Señorita Irma!!

Comprobó con horror que quién lo llamaba era el Súper.

__ ¿¿Se puede saber por qué no está ayudando a los agentes a arreglar el desastre??
__ No tenía ni idea de esto, señor...
__ ¡¡Excusas!! ¡Ultimamente no hace mas que escaquearte, Irma! Pero yo no pienso consentir esa conducta en mi cuartel... ¡Esta despedida!
__ ¿¿QUÉ??
__ ¡¡Despedida!! ¡¡A la puta calle!!
__Pues sabes que te digo, viejo asqueroso, ¡¡¡PÚDRETE!!!

Y se marchó corriendo de allí, intentando contener las lágrimas, hasta que se sentó en un banco.

“Puede que este sea mi castigo por pretender vengarme de todo el mundo...”

__ ¿Es que nunca voy a poder levantar cabeza?
__ Claro que si, mi querida Irma... Solo necesita un poco de ayuda...

Ella se giró con rabia, pensando que se trataba del sujeto de antes, pero pudo ver que era una persona totalmente distinta: Un hombre vestido con una túnica morada y con el cabello engominado hacia atrás.

__ ¿Quién es?
__ Alguien que puede ayudarla, señorita... Mi nombre es Botijola.

1 comentario:

  1. Puf, joer, pobre Irma, me resulta interesante este personaje por la frase: ''¿Es que nunca voy a poder levantar cabeza?'' que maldito el sujeto, es la primera vez que oigo el insulto de la nación XD esperemos que el hombre engominado ayude a Irma, que me ha caído bien, aunque ¿de quienes se querrá vengar?

    ResponderEliminar

Seguidores