lunes, 13 de junio de 2011

Una travesura que se convirtió en leyenda: Decimosexta Parte

El Profesor Bacterio estaba intentando salvar los aparatos dañados por la pelea en el cuartel con la ayuda de sus compañeros.

__ ¡Solo espero que no estén muy afectados!

Ya habían encontrado los robots con los aspectos de Matraca y Todoquisque, y quería analizarlos cuanto antes.

__ ¡Mira, papá, aquí hay otro invento!
__ Muchas gracias, Alicia, dejalo donde puedas.

La joven pelirroja colocó el aparato cerca del resto de pesquisas.

__ ¿Quieres que te ayude con los androides?
__ Pues no me vendría nada mal, pequeña.
__ Ah, y otra cosa antes de que se me olvide: Me han dicho los de la sección secreta que han sido sustraídos una serie de documentos del despacho del Súper.
__ Si, los robots reventaron la caja fuerte...
__ No, papá, esos documentos no estaban en la caja, sino en los archivadores. Faltan las fichas de Billy el Horrendo, Chapeau el Esmirriau y Magín el Mago.
__ ¿Quién querría llevárselos? Porque dudo mucho que sea para detenerlos, ya que los tres están en la cárcel.
__ Ni la más remota idea.

Alicia se agachó al lado de uno de los androides y lo miró detenidamente.

__ Es exactamente igual que el Todoquisque original... Su realismo es abrumador... __ Levantó sus brazos __ Como pesa... Debe de ser o de Titanio, o de Tunstenio... __ Tocó su cara __ Y nadie diría que este tejido dérmico es sintético a simple vista... Pero te das cuenta de ello una vez que lo tocas...
__ ¿Te diviertes, cielo?
__ Estoy en mi salsa.
__ ¡Me encanta que digas eso!
__ Por cierto, el curso ya está a punto de empezar y aun no hemos comprado los libros de texto.
__ Tienes toda la razón, pequeña... ¿Qué año cursas ya, segundo...?
__ De Bachillerato.
__ ¡Es verdad, que estás en el de Ciencias! Mi niña ya es toda una mujer.
__ ¿Una mujer a los 17 años?
__ Mi pequeña mujercita.
__ ¡Siento mucho decirte que odio cuando te pones así! __ Replicó Alicia, sonrojada.
__ ¡Jajajaja!

El Profeso Bacterio apreciaba mucho a su querida hija, aunque fuese adoptiva: Los lazos de sangre no significaban nada comparado con el amor que sentía hacia Alicia.

“Porque ella es y será siempre la niña de mis ojos.” Pensó con añoranza.

Lamentablemente, Alicia no estaba para pensamientos tiernos en ese momento.

“¿A quién podrían interesarle los expedientes de esos tres elementos? Tal y como dice Papá, ya están encarcelados... ¿Será para algún estudio criminológico? No... Si fuese para algo así, no los robarían... Entonces, ¿Para qué? A ver, pensemos... Esos documentos contienen información acerca de sus delitos, sus condenas, sus modus operandi...”

Modus operandi... ¿Y si se trataba de eso? ¿Y si quien se coló en los archivos buscaba información sobre la conducta de Billy el Horrendo, Chapeau el Esmirriau y Magín el Mago?

“¿Y si lo que pretende es... Conocerlos?”

¿Acaso pretendía encontrarse con ellos?

1 comentario:

  1. ¡Alicia, por fin! ^^ Jo, me encanta (ya sé que digo siempre lo mismo de los personajes, pero es que les cojo cariño a todos, leñe, no sé cómo lo haces XDD)¡A ver si conoce ya a la pandilla, que tengo ganas por ver cómo se relacionan entre ellos! XD

    El padre de Alicia me recuerda al mío, y en la escena tierna Alicia me ha recordado a mí >///<

    ResponderEliminar

Seguidores